fbpx

Antes mi voz era una desconocida para mí

La Vía de la Voz es un proceso físico y espiritual. Te pone en contacto con el instrumento de la voz, que es todo tu cuerpo, y te conecta con lo que le da fuerza a esa voz para que salga, que sería toda la parte energética, psicológica, pránica, o como queramos llamar a esa parte que no se ve y envuelve toda vida.

He podido observar que durante el proceso mi cuerpo tomaba mucha fuerza, y emocionalmente me llenaba de entusiasmo. Es como preparar el instrumento para que suene mejor. Mi voz se hacía mas presente y podía oírla por primera vez como resonaba en cada parte de mi cuerpo. Es como que la voz se “materializaba” y casi que la oía “desde fuera”. Aprendí a llevar la voz más consciente a aquel lugar del cuerpo donde requería que sonara de una manera concreta. Y también entender un poco qué emoción puede haber detrás de la voz cuando “se rompe”.

Antes mi voz era una desconocida para mí, a pesar de que desde que tengo uso de razón he cantado (de forma amateur), parecía que ella me llevaba a mí y yo no podía intervenir. Es curioso, era como la respiración: una la lleva consigo siempre desde que nace y solo se da cuenta del valor que tiene cuando aprende a dirigirla y entender sus mecanismos secretos. Ahora mi voz es mucho más cercana y empiezo a descubrir más el valor tan profundo que tiene. No es simplemente para cantar y hablar, también sirve para sanar y transformar.

Mi voz se ha convertido en un gran complemento en todo. Por ejemplo, ahora observo en cada momento como sale la voz cuando me comunico, y me doy cuenta de cómo a veces no va acorde con el sentimiento que estoy teniendo, y aprovecho para ver cómo puedo cambiar eso con los conocimientos que he adquirido en el primer nivel del curso de La Vía de la Voz®. Otras veces observo cómo estoy emocionalmente simplemente escuchándome. Hasta me he dado cuenta de que puedo ser consciente de qué anda mal en mi cuerpo cuando se resiente la voz…

Me llevo del proceso el descubrimiento de una parte de mi misma. Una herramienta para seguir profundizando y mejorando en mi caso la forma de cantar. Y además, de forma indirecta, una vía complementaria de crecimiento personal.

En La Vía de la Voz puedes apreciar que está creado por alguien con un gran conocimiento y respeto por todo el conocimiento ancestral y técnico musical. Diseñado con una gran habilidad y belleza. Estoy muy agradecida.

Carmen Lopez Vallejo